Un ERP para una Smart Factory, también conocido como Planificador de Recursos Empresariales, es una herramienta que sirve para todas las industrias, como la de fabricación, minorista, química y todas las que se te puedan ocurrir.

Una de las ventajas más importantes de este tipo de software consiste precisamente en que los costes operativos en estas industrias son muy altos. Muchas empresas del sector industrial están recurriendo a soluciones como SAP Business One. Estas soluciones les permiten optimizar las operaciones comerciales críticas, manteniendo los costes bajo control. 

Pero no es lo único que puedes esperar de una implementación en el sector industrial. Además, encontrarás otros beneficios importantes que pasamos a enumerar:

Integración en toda la empresa Smart Factory

Es sin duda la ventaja más importante de contar con una solución de software para el sector de producción. Permite integrar y racionalizar todas las operaciones críticas, desde la adquisición hasta el manejo de materias primas y desde la fabricación hasta el envío de los pedidos.

Ahorro de tiempo

Un ERP para el sector industrial reduce el tiempo necesario en el ciclo de producción y ventas. 

Además, permite agilizar la gestión de la cadena de suministro y el inventario y consigue que el seguimiento sea mucho más simple que con los métodos tradicionales.

Visión 360º de todos los datos críticos

Gracias al software ERP para el sector de producción, contarás con un flujo constante de información en toda la empresa. De esta forma, todos los usuarios tienen acceso en tiempo real a los datos críticos desde cualquier lugar.

Como consecuencia, lograrás aumentar la productividad de tus empleados, con una total transparencia para los máximos responsables, gerentes y gestores. Por esta razón, podrán tener una visión 360º de todos los procesos y datos críticos.

Smart Factory industrial

Previsiones comerciales precisas

Para satisfacer la demanda, es necesario poder hacer cálculos precisos de los pedidos, sin exceder el stock o sin poder atender a un pico de demanda que provoque la pérdida de clientes.

El control del precio de las materias primeras, las tendencias del mercado y los ciclos de demanda, obligan a realizar cálculos precisos que impidan una pérdida de recursos. 

El software ERP de producción es de gran utilidad para el análisis de tendencias del mercado, la integración empresarial y la previsión.

Control de procesos en Smart Factory antes, durante y después

Antes de entrar en producción, los proyectos pasan por numerosas fases: elaboración de propuestas, lista de materiales, pedido de los mismos, ajustes en la plantilla y en los procesos de producción y otras muchas tareas fundamentales para el éxito del proyecto.

Durante y después de la producción también existen muchas otras tareas que un ERP puede controlar: controles de calidad, embalaje, seguimiento de pedidos, relaciones con los clientes y un largo etcétera.

Controlar todas estas piezas móviles no es sencillo y menos aún con los sistemas tradicionales. Gracias a un software de gestión para producción, puedes esperar un control total de las operaciones antes, durante y después.

Control de costes

Por último, pero no por ello menos importante, la implementación de un ERP específico para producción permite un excelente control sobre la contabilidad y las finanzas, lo que redunda en una gestión y un control óptimo del presupuesto marcado y de los costes relacionados con el proyecto.

Desde que hicieron su aparición, las soluciones ERP han recorrido un largo camino y han experimentado grandes avances, adecuándose a presupuestos más ajustados como los de las pymes. Por lo tanto, hoy en día, cualquier organización es capaz de contar con una solución específica para su industria que haga crecer la empresa y enfrentarse a los crecientes desafíos de la industria inteligente.

Si quieres saber más de lo que puedes esperar de una implementación en el sector de la producción, ponte en contacto con nosotros.

En GSP estaremos encantados de atenderle y resolver sus dudas