¿Qué tiene la combinación de omnicanalidad e ecommerce que la hace tan atractiva para tu negocio?

La omnicanalidad es un enfoque que busca integrar todos los canales, proporcionando a los usuarios una experiencia unificada tanto online como offline.

Las compras omnicanal se extienden desde las aplicaciones de compra en el móvil, pasando por los sitios web, las redes sociales, el retargeting, los marketplace y todo lo que encontramos por el camino.

La idea es estar en todas partes. O sea, el sueño de cualquier minorista.

Pero, a pesar de ser un sueño, los datos concluyen que sólo el 22% de los retailers de Estados Unidos consideran que los «esfuerzos omnicanal» son una prioridad.

Si comparamos estos datos con los de 2015, cuando la misma muestra afirmaba que la omnicanalidad era una prioridad para el 50% de ellos, significa que, a pesar de que lo consideran importante, no es una prioridad tan alta como aquellos esfuerzos en el móvil, las redes sociales o otros aspectos del negocio digital.

El problema es que estos canales se están desperdiciando cuando se utilizan por separado, en lugar de integrarlos todos para crear una experiencia coherente y cohesionada.

Porque no se trata de tener presencia en muchos canales a la vez o darle a tu cliente la oportunidad de que pueda comprar en muchos lugares según sus preferencias.

Por qué la combinación de omnicanalidad e ecommerce es tan importante

Vivimos permanentemente conectados. Según uno de los informes más conocidos de la consultora Nielsen, pasamos una media de 10 horas y 39 minutos diarios frente a una pantalla.

Eso supone más de 330 horas al mes consumiendo todo tipo de contenidos en una amplia variedad de dispositivos.

Y lo que es más interesante, el mismo estudio demuestra que cuantos más dispositivos tiene una persona, más horas pasa al día consumiendo contenidos.

El problema es que las marcas, como los medios de comunicación, se centran desesperadamente en la adquisición de nuevos clientes, lo que significa que la mayoría de las estrategias de comunicación se centran en captar la atención del cliente en lugar de mejorar o crear una relación con el cliente para, posteriormente, ofrecerle productos o servicios que se ajusten a sus necesidades.

Una estrategia que combine omnicanalidad e ecommerce pretende reducir este ruido mediante una estrategia diferente: la idea es estar en todos los lugares donde su cliente objetivo pueda necesitar o querer su producto.

Las marcas que practican la omnicanalidad usan todo lo que saben sobre el cliente objetivo para brindar una experiencia lo más relevante posible, permitiéndoles construir una relación más profunda y fomentar la lealtad a la marca.

Omnicanalidad-Ecommerce

NCR o pasillo infinito, omnicanalidad e ecommerce

De todos los sectores empresariales, el retail es el que más se ha beneficiado con la presencia de más canales de compra, donde los consumidores pueden acceder a los productos cuándo y cómo los necesitan.

Es decir, para este sector, primero llegó internet, luego los ecommerce, luego la compra multicanal y ahora, el omnicommerce.

Como hemos comentado con anterioridad, se trata de ofrecer una experiencia enriquecedora para el cliente y que genere más ventas.

Esta experiencia virtual está soportada por aplicaciones como el NCR que ofrece la posibilidad de crear un “pasillo infinito” para los consumidores.

Las posibilidades son infinitas. Desde la compra por internet para recoger en tienda, la compra online para enviar a domicilio y la compra en la tienda mediante dispositivos móviles, todas las posibilidades se pueden integrar con tu ecommerce.

Te animamos a que pienses a lo grande en lo que a omnicanalidad se refiere, porque las opciones son muy amplias y deben servir a todas las formas de contacto de los clientes.

¿Tienes un sitio de comercio electrónico y quieres apostar por omnicanalidad e ecommerce? ¡Contacta con nosotros!

En GSP estaremos encantados de atenderle y resolver sus dudas