Las tendencias de Ecommerce cambian a cada instante que pasa. Algunas no son más que modas pasajeras, pero otras, afectan a toda la industria como un terremoto. Las compras desde el móvil, por ejemplo, entran en esta categoría, pues han supuesto un cambio dramático que nos ha hecho replantearnos prácticamente todo, sobre todo, en lo que a experiencia de usuario aplicada al Ecommerce se refiere.

Hoy en día, los clientes se han vuelto más exigentes que nunca. Entre los factores que pueden provocar que un usuario abandone una web se encuentran un tiempo de carga lento, por ejemplo, pero también un diseño pobre o poco atractivo.

Por eso las empresas más inteligentes están invirtiendo mucho tiempo y recursos para hacer que la experiencia en la web sea lo más sencilla posible y el proceso de compra, apto para un niño de 3 años.

¿Qué es la experiencia de usuario aplicada al Ecommerce?

En términos simples, la idea central de la experiencia de usuario o user experience (UX) es proporcionar una experiencia de compra simple, lógica y agradable.

Y no hace falta decir que la experiencia de usuario desempeña un papel fundamental en el éxito o el fracaso de cualquier Ecommerce y tiene que ver mucho más que con la estética.

Incluye cosas como una estructura lógica, una retroalimentación rápida del sistema, una presentación atractiva del producto, un flujo de pago fácil y un montón de características intuitivas, que afectan a la experiencia completa.

Experiencia usuario Ecommerce

Aspectos fundamentales de la experiencia de usuario para incentivar la venta

Lo más importante que debes recordar es que una experiencia de usuario que incentive la venta debe proporcionar una compra “fluida”.

¿Sientes mareos al escuchar estos términos? No te preocupes, no es para tanto. Todo lo que tienes que hacer es dar un paso atrás y concentrarte en el resultado que deseas obtener.

1/ Integra todos tus canales

Por ejemplo, si ya tienes una ubicación física, asegúrate de que la experiencia integra ambos canales. Intenta ofrecer, por ejemplo, un servicio que permita devolver fácilmente los productos comprados online en la tienda física.

2/ Proporciona la velocidad que los usuarios (y Google) buscan

Maile Ohye, de Google, sentencia que “2 segundos es el umbral aceptable en Ecommerce. En Google, apuntamos a menos de medio segundo”. 

Los consumidores quieren encontrar lo que están buscando, y tiene que ser rápido o se irán. 

El tiempo de velocidad de carga de tu sitio Ecommerce es uno de los factores de posicionamiento más importantes para Google y, si tu tiempo de carga es de más de dos segundos, el 9,6% de los usuarios, abandonarán el sitio.

Además, cada cliente, tiene su propio umbral de aceptabilidad, por lo que estos valores pueden ser más altos incluso.

3/ Mantén tu web actualizada

Uno de los errores más típicos de cualquier propietario de un sitio Ecommerce es que cree que una vez creada la web, puede echarse a dormir.

Es precisamente todo lo contrario, las webs Ecommerce se crean, pero también necesitan mejoras y actualizaciones, a medida que los usuarios demandan nuevas funcionalidades, como múltiples opciones de pago y entrega o guía de tallas para aquellos negocios Ecommerce del sector de la moda.

4/ Proporciona información de forma atractiva

Asegúrate de responder todas las preguntas sobre tu negocio, tus productos y tu política de devolución. 

Además, no olvides que la compra online no permite tocar y sentir los productos, por lo que debes proporcionar toda la información que posibilite a los usuarios hacerse una idea de cómo es: descripciones, vídeos, imágenes 360º y todo aquello que se te ocurra que pueda ser beneficioso para tu Ecommerce B2C.

5/ Pide feedback a tus usuarios

Las encuestas entre los clientes son una actividad obligada. 

No olvides solicitar a tus clientes su opinión antes de que surja un problema.

¿Cómo? Incluyendo formularios de satisfacción en los correos de confirmación de pedido o al cabo de cierto tiempo. También puedes ofrecer un chat en vivo para facilitar la navegación o atajar cualquier problema que pueda surgir.

¿Te animas a probar estos retoques para mejorar la experiencia de usuario aplicada al Ecommerce? Te esperamos en los comentarios para conocer tu opinión.

En GSP estaremos encantados de atenderle y resolver sus dudas