El pasado viernes día 25 de octubre GSP realizó una salida. Todo el equipo de GSP participó en la actividad organizada por los Directivos de la empresa.

La actividad realizada fue el ‘Windoor Realfly – Túnel del Viento, que consiste en vivir la experiencia y las sensaciones de los paracaidistas cuando planean. Los paracaidistas pueden llegar a los 4.000 metros de altura. La similitud dentro del tubo de vidrio es tanto que hasta se crean corrientes de aire concéntrico. Estas corrientes pueden llegar a los 300 km/hora, una velocidad que solo se programa para los saltadores más atrevidos.

En el caso de los participantes de GSP no se llegó a estas alturas. Pero para una mayoría, fue una experiencia para repetir. Durante el evento se creó un vínculo y interacción con el resto de compañeros de GSP.

Todo el equipo de GSP pudo disfrutar, además, de una cena en un restaurante ubicado en el Alt Empordà, Costa Brava-Girona.

En GSP estaremos encantados de atenderle y resolver sus dudas